La levedad del currículum…y de las redes sociales

Andrés Ortega Empleo en Redes Sociales 5 Comentarios

Resulta paradójico cómo todavía a estas alturas de la película el Currículum Vitae sigue siendo para una abrumadora mayoría de profesionales su única carta de presentación y su principal valedor, por no decir el único, cuando se plantean acceder al mercado laboral o cuando intentan gestionar un cambio profesional.
Resulta curioso cómo, a pesar del paso de los años y de la rabiosa actualidad de las redes sociales y el fervor que estas desatan en las masas, que estas mismas masas, continúen con los ojos vendados para no ver su clara y evidente aplicabilidad, ya no solo como canal de interacción entre empleadores y candidatos, sino como un escaparate único de nuestra propuesta de valor, de nuestra condición profesional.
No obstante, posicionarse exclusivamente en uno de los dos extremos, puede que no sea la opción más inteligente.

La “levedad” y supuesto ocaso del CV…

La levedad del currículum y de las redes socialesEl tradicional, manido y manoseado (por candidatos y empleadores) Currículum Vitae es, como indica el nombre de esta entrada…un documento absolutamente “leve”, que ha ido perdiendo peso y relevancia progresivamente con el paso del tiempo. A medida que el mercado laboral evolucionaba y, a medida que las redes sociales se habrían hueco a codazos entre la multitud de jobsites, career sites, official sites, y todo tipo de “sites” de empleo, el CV, como principal y única herramienta de presentación de credenciales, de quién somos, qué sabemos hacer y qué queremos hacer…ha ido adelgazando hasta el punto de convertirse en una herramienta ultra-ligera en cuanto a su relevancia.

El Currículum Vitae es sencillamente leve en cuanto a su utilidad se refiere dentro de nuestro panorama de búsqueda del Santo Grial, es decir, de empleo.

La redención de las Redes Sociales.

La levedad del currículum y de las redes socialesPor otra parte, y en el lado opuesto a los todavía miles, millones de miopes defensores del CV… se encuentran los miles…quizás también millones de detractores del mismo, convertidos en fans de última generación de las RRSS como “canales de empleo”…
Se trata del colectivo de profesionales o “aspirantes a”, que ven en las redes sociales el redentor que andaban buscando en cuanto a la búsqueda de empleo se refiere. Se trata del otro extremo, el de aquellos que entienden que el Currículum Vitae descansa en paz .- R.I.P., y que el nuevo modelo de “búsqueda de empleo” consiste exclusivamente en construir una marca o reputación virtual a toda costa, lógicamente, sin necesidad alguna del CV.
Sin embargo, y paradójicamente, muchos de los grandes detractores (del CV, se entiende)… cuando encuentran una “oferta” a través de alguna red social, acaban por desenterrar a su fallecido “Vitae”, para finalmente enviarlo a su potencial empleador…por correo electrónico… paradojas de la vida.

Simbiosis y redefinición.

No obstante, posicionarse de manera radical en el extremo que representan las redes sociales como principal alternativa de “caza y captura”, también entraña sus riesgos. Basar nuestra estrategia de “ofrecimiento” profesional a través del cultivo de nuestra presencia virtual a golpe de publicación en facebook, invitación vía LinkedIn o un puñado de tweets… resulta igualmente una estrategia “leve”. Y esto es debido a que la mayoría de nuestras interacciones orientadas a la construcción de nuestra marca personal vía redes sociales son efímeras, insignificantes e insuficientes a la hora de alcanzar a nuestra audiencia deseada… en resumidas cuentas… nuestras interacciones virtuales (léase tweets, invitaciones, DM’s, actualizaciones) como única estrategia para posicionarnos como opción preferente… poseen también, un “leve” efecto.

Quizás sea conveniente destacar que….ni el CV ha fallecido (todavía), ni las redes sociales son nuestro redentor en términos de empleabilidad. Ni el primero (conocido en su forma y en su fondo como lo conoce la mayoría…) será la llave maestra de nada… ni nuestra efímera y eventual presencia en las segundas nos abrirá las puertas de un mundo repleto de oportunidades.
Las redes Sociales y el CV pueden y deben resultar en una simbiosis perfecta, ya que las primeras permitirán integrar el contenido del segundo en una versión renovada del mismo, para a partir de ahí proceder a su “viralización”. Lo que está en fase de extinción es el C.V. tal y como hoy lo conocemos… Probablemente dejaremos de hablar de CV como hasta hoy, y nuestra “propuesta de valor” hablará de nuestras habilidades, destacara nuestras aportaciones, nuestras ideas, nuestras colaboraciones y la pertinencia de nuestra red, evidenciará en que somos excepcionales.

“ni el currículum ha fallecido (todavía), ni las redes sociales son nuestro redentor..”

Al margen de la necesaria simbiosis entre ambos elementos, es importante destacar que… en la transacción entre oferta y demanda de empleo, en las organizaciones del siglo XXI, la “búsqueda” se transformará en “encuentro” y que para ello es vital tener presente que nuestro registro “virtual”, nuestra presencia en las redes sociales deberá estar avalada, SIEMPRE, por cada conversación, interacción y colaboración que llevemos a cabo en nuestra vida 1.0 y ante cualquier interlocutor.
Hay que interiorizar la idea de que vivimos en un permanente proceso de selección y que todos nuestros inputs cuentan, sumando… o restando… Son nuestras acciones y conversaciones quienes en última instancia ratifican o desacreditan nuestros registros virtuales.
El conjunto de inter-acciones “virtuales” y reales conformarán nuestro CV, rebautizado como “PVP “Propuesta de Valor Profesional”que no habrá muerto…ni resucitado…simplemente habrá ganado envergadura y peso, evolucionando a una forma mucho menos “leve” que su predecesor.

 

Si te gustó… por favor, compártelo !!!

Facebook Twitter Linkedin Plusone Pinterest

MYCVblogger

avatar
Andrés Ortega

“Director de Recursos Humanos, Sociólogo, Blogger. Inconformista vocacional por naturaleza; “Leit motiv”: Imaginación e Innovación al poder. Conversador y Barman de ideas.”

5 Respuestas a La levedad del currículum…y de las redes sociales

  1. Pingback: La levedad del currículum…y de las redes sociales. | Foro E-Magazine | Scoop.it

  2. avatar
    Jorge

    Un artículo que refleja sin duda la necesidad de adecuar la funcionalidad del c.v. a la nueva era tecnológica. El c.v. europeo camina hacia ese objetivo.

     
  3. avatar
    Eduardo Colomer

    Muy buen artículo.

    Un único pero: no hay que confundir la vida real con el 1.0. El 1.0 representaba aquella época virtual en la que la comunicación era unidireccional: la TV, la prensa escrita (con la excepción de las cartas al director), por supuesto Internet…

     
  4. avatar
    Pasaba por aquí

    Quizás un Community Manager, incluso un P.A., puedan permitirse el lujo de basar únicamente gran parte de su iniciativa de búsqueda de empleo en las redes sociales.

    Para el resto de los mortales, el CV sigue siendo absolutamente imprescindible. Aún no he conocido a ningún responsable de Recursos Humanos (desde PYMES a Multinacionales, y conozco a unos cuántos ya) que lo consideren “leve”.

    Cuidado con sentar cátedra sobre ciertos temas o mentar la lenta muerte del CV. La vida real es infinitamente ***más*** salvaje y se presta menos a “sueños” de tecnólogos reflejados en dos líneas de Linkedin :) .

     
  5. avatar
    vera wang boutique

    coincidancecc?p=27032″ http:coincidancecc?p=27032 – FAILED, Aborted

     

Añadir un comentario


3 − 3 =

* Suscríbete a los comentarios de esta entrada « RSS 2.0 »